Responsabilidad social, un deber de los líderes empresariales

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se ha convertido en un referente de la modernidad en las organizaciones, pero es un concepto que se tiende a confundir con las actividades de filantropía que pueden realizar las empresas. Una cultura de responsabilidad social y liderazgo ético establece el tono de la productividad y ayuda a la empresa a comprometerse con las preocupaciones de la vida real de sus empleados, clientes y todos los actores que la rodean.

 

Un deber de los líderes empresariales

 

La RSE es un cometido que debe surgir desde los líderes de las organizaciones, sean grandes o pequeñas, y que debe ser pilar en la gobernanza corporativa, la diversidad, la inclusión, la inversión, la comunidad y la sustentabilidad en cualquiera de las acciones que estas realicen. En este complejo entorno global de incertidumbre y ambigüedad, los líderes deben anticipar los cambios y ser catalizadores para cambiar sus organizaciones hacia una sociedad sostenible.

 

Para construir la sostenibilidad que el mundo necesita, el encuentro del liderazgo y la ética es imperativo, en tanto que el liderazgo tiene un papel vital en la promoción de un comportamiento ético y moral; además, los dirigentes deben ser modelos para los seguidores y deben tratar de darle forma a las organizaciones con sus propios valores y características. Así como menciona el industrial y dueño de la empresa Mundial de Tornillos, Efrén Cardona, durante una entrevista realizada en Expoindustrial 2016, “los empresarios tenemos que saber que Dios nos dio el talento para obtener riqueza, también tenemos la obligación y la responsabilidad social de ayudar a redistribuir esa riqueza... necesitamos ayudar a la gente para que tengamos un país y podamos darle un legado a nuestros hijos y a la futura generación”.

 

De interés: La historia de la tornillería más grande de Colombia.

 

Tanto los rendimientos de las empresas como sus procesos internos tienen un impacto directo en la sociedad, dado que los empleados confían en sus líderes para obtener orientación cuando se enfrentan a dilemas éticos, y son estos los que representan a sus empresas fuera de ellas. En definitiva, el comportamiento de los líderes debe ser visible y metódicamente ético, tanto a nivel interno como externo a la organización.

 

Lo que la RSE implica para las empresas

 

La Responsabilidad Social Empresarial sirve como herramienta para restaurar uno de los recursos más críticos para la sostenibilidad de las empresas: la confianza de la sociedad. Sin embargo, esta no debe ser la razón por la cual las empresas elijan incorporar la RSE en sus negocios.

 

Es importante distinguir entre actividades para ganar popularidad y aquellas que recuperan la confianza, al tiempo que se debe evitar ver la RSE como una fuente de presión moral o como una moda pasajera. Los líderes y las organizaciones que participan en RSE actúan en beneficio de sus partes interesadas: empleados, clientes, proveedores, la comunidad y la sociedad en general, de una forma no coercitiva y como iniciativa propia.

 

La voluntariedad, la integración, la consistencia, la transparencia y el compromiso son los pilares de una verdadera RSE, que deben regir los comportamientos tanto en la dimensión externa como en la interna, con la salud y seguridad en el trabajo, la ecología y la gestión de recursos humanos.

 

Al aspecto interno, generalmente, los líderes le restan la importancia que merece, debido a que es una creencia común que este no tiene un impacto directo en la creación de una imagen externa positiva; sin embargo, es importante mencionar que en la modernidad, juega un papel esencial en cómo el público externo identifica a la empresa.

 

El acoso, la explotación, las condiciones precarias, la inestabilidad laboral, la desigualdad de género, la remuneración, entre otros factores, tienen un alto poder de transformar la imagen de una empresa y de reflejar si existe un verdadero compromiso. En este sentido, los líderes empresariales deben procurar volcar estratégicamente las políticas de RSE hacia los propios empleados como sujeto principal.

 

Políticas como la de Mundial de Tornillos, en las que sus empleados, después de estar cinco años vinculados, se les apoya en la compra de casa propia, y en la que se les financia y apoya en la culminación de los estudios, son las acciones que se deben tratar de implementar en una verdadera y clara Responsabilidad Social Empresarial que tenga un impacto en el desarrollo de las comunidades.

 

Leer más: 

Junio 11, 2019
LO MÁS RECIENTE
Suscríbase
Síganos de cerca suscribiéndose a nuestro boletín